Carros de foc 2011. Sky Runner

8 septiembre 2011 en 09:01 | Publicado en Montaña | 1 comentario

por Iván Torre

Podríamos titular esta crónica: “Carros de foc para dummies”, ya que es la historia de gente “normal”, que no se apellida Heras, Jornet o Karrera, que no ocupará las portadas de las revistas especializadas y que corre simplemente por el placer de correr, compaginando vacaciones con carreras y familia. Vamos, el 99% de la gente que conocemos y que está enganchada a este maravilloso mundo del trail y ultratrail.

El fin de semana del 26-27 de Agosto se disputó la modalidad Sky Runner de Carros de foc, con un recorrido (según su página oficial) de 55km y 9200m de desnivel acumulado.

Discurre en su totalidad por el Parc Nacional d’Aigües Tortes i Estany de Sant Maurici” y no está demasiado marcado, únicamente los “jitos” propios de los GR y algunos palos amarillos, por lo que es interesante el uso del GPS con el track (si tienes que hacer parte de la carrera de noche el GPS es imprescindible) y tener un conocimiento previo del recorrido por parte de gente que lo haya realizado en años anteriores.

Después de realizarlo y comprobando con el GPS de algún corredor que lo llevaba, creo que la distancia pasa holgadamente de los 70km, pero no creo que sea demasiado importante ese tema.

La idea de esta carrera es realizar el recorrido que une los nueve refugios en un tiempo menor de 24h.

Se puede salir del refugio que se desee y realizar tanto en sentido horario o antihorario. Nosotros salimos de Restanca y realizamos el recorrido en sentido antihorario. No tengo claro qué sentido es mejor o qué refugio es el más apto para salir, pero sí tengo claro que la unión de Ventosa i Cavell con Estany Llong hay que realizarla de día y a ser posible con fuerzas, ya que se llega a la cota más alta de la carrera (2745m) y es una zona con mucha piedra grande y sin camino marcado.

Vistos los refugios, tanto Restanca como Amitges parece los más “acogedores” para pasar allí la noche previa a la carrera.

Las plazas para la modalidad Sky Runner se agotan pronto, por lo que hay que estar atentos a la página http://www.carrosdefoc.com para inscribirse en cuanto abran el plazo y reservar alojamiento en el refugio.

A continuación una breve crónica de cómo nos fue la ruta a mi amigo y compañero de equipo Jorge Rivero (que volverá a intentar acercarse a las 12h) y al que esto escribe, Iván Torre (que volverá para disfrutarlo de nuevo). También mencionar a Carlos Folch, un compañero que conocimos en el refugio de Restanca y con el que hicimos gran parte del recorrido. Sin él y su buen uso del GPS no hubiéramos podido realizar la zona nocturna con tanta facilidad.

Espero que os sirva de algo para futuras participaciones en Carros de Foc.

Restanca (2010m) – Ventosa i Calvell (2220m) 1h 32’

A las 7:00 nos ponemos a hacer cola en el refugio de Restanca para que nos selle el forfait y poder comenzar la aventura.

Ya ha amanecido y la temperatura no es muy fría, por lo que podemos salir con una camiseta de manga larga sin necesidad de cortavientos.

Jorge Rivero e Iván Torre en Restanca

Jorge Rivero e Iván Torre en Restanca

Esta primera parte hasta llegar al refugio de Ventosa i Calvell es bastante llevadera, se sube (pasamos de 2010m a 2220m) pero nada que te machaque demasiado. Aún vamos una larga hilera de corredores ya que todo el mundo tiene las fuerzas intactas y aún no se producen los típicos grupos que se verán al final.

Lo único que hay que tener presente en este tramo es que hay que coger el camino de la derecha, ya que el de la izquierda es el que te lleva a Colomers, que sería la opción si decides hacer la carrera en sentido horario.

Al llegar al refugio, se sella el forfait, se come algo (hay chocolate y turrón) y se bebe (hay isotónico, Aquarius).

Realmente no es necesario parar demasiado en este refugio, aunque si hace calor es recomendable rellenar agua porque hasta Estany Llong hay un tramo bastante duro.

Ventosa i Calvell (2220m) – Estany Llong (2000m) 2h 51’

Este tramo es bastante duro porque se llega a la mayor cota de todo el recorrido, el Coll de Contraig (2745m). Se hace toda la subida entre grandes piedras que obligan a hacer equilibrios y a trabajar a todos los músculos.

Afortunadamente es imposible perderse porque solamente hay que subir, subir y subir.

Aquí ya comienzan a formarse grupos ya que la subida es realmente dura. Nos cruzamos con otros corredores que han salido de Colomina y están haciendo la carrera en sentido horario.

En un sentido u otro, yo creo que hay que planificar el recorrido de tal manera que este tramo se haga de día, ya que me parece bastante complicado de realizar.

Nosotros tenemos suerte y el tiempo acompaña, pero gente que comenzó en otro refugio y pasa por aquí más tarde, es “agraciada” con lluvia y frío, y mientras que del frío uno se puede proteger, la lluvia hace que las piedras se tornen resbaladizas y eso dificulta mucho la ruta.

Llegamos a la cumbre del Coll de Contraig y después de recuperar el resuello comenzamos una bajada también de piedras algo técnica, aunque se puede realizar sin problemas.

Jorge - A 2745 m hay que recuperar el resuello

Jorge - A 2745 m hay que recuperar el resuello

Posteriormente se llega a una zona de bosque bonita y que ya permite correr-trotar de manera más alegre.

Así se llega al refugio de Estany Llong, en donde también hay isotónico, plátanos y barritas de muesli.

Aquí se suele llegar con poca bebida por lo que se repone de nuevo, se come algo tranquilo y se sale en busca del siguiente refugio.

Estany Llong (2000m) – Colomina (2395m) 2h 46’

De nuevo toca subir y bajar entre grandes piedras. En este tramo tenemos suerte y sale el sol, por lo que aprieta el calor y nos permite quitarnos la manga larga y cambiarla por una camiseta de manga corta. Desafortunadamente, ese sol no dura ni dos horas y unas gotas de lluvia (a esta altitud la lluvia está bastante fría) nos obligan a ponernos el cortavientos que ya no nos volverá a abandonar.

Con sol el paisaje es impresionante

Con sol el paisaje es impresionante

Un tramo guapo de bajada en el que se puede trotar nos lleva hacia una presa grande que se cruza fácilmente, una nueva subida y nos encontramos unas antiguas vías de tren que se siguen hasta llegar al refugio.

En mi opinión, uno de los tramos más guapos junto a la parte del bosque antes de llegar a Estany Llong.

Corriendo por encima de la presa, no apto para los que tengan vértigo

Corriendo por encima de la presa, no apto para los que tengan vértigo

Llegamos a Colomina en donde hace mucho viento. Tenemos agua, isotónico, mazapanes, barritas de muesli y ¡¡¡pasta!!!, que hay gente que ya necesita para meter algo sólido que no sean barritas o dulce en el estómago.

Creo que sí es recomendable comer un pequeño plato de pasta a estas alturas de la carrera, aunque reconozco que yo no lo hice y luego me arrepentiría, porque el estómago acaba cansado de dulce y pide “comida de verdad”.

En este refugio estuvimos bastante tiempo parados, pero es que también aprovechamos a llamar por teléfono ya que hay cobertura, cosa que no ocurre en los anteriores (en Restanca, donde dormimos, no hay señal).

Colomina (2395m) – Josep M. Blanc (2320m) 2h 13’

Se sale del refugio y se rodea un lago gigante que nos permite seguir viendo el refugio durante un largo rato. Se puede trotar hasta llegar a una fuerte subida con escalones que castiga bastante las piernas.

Jorge Rivero corriendo siempre que el terreno lo permite

Jorge Rivero corriendo siempre que el terreno lo permite

Luego tenemos una bajada con piedras pero que se baja bien y llegamos a una zona con árboles desde donde se ve un inmenso lago y el refugio de Josep M. Blanc.

La vista es impresionante y merece la pena pararse unos minutos y hacer una foto ya que creo que es lo más espectacular del recorrido. Muy bonito.

La “postal” de la carrera. En el medio del lago está el refugio.

La “postal” de la carrera. En el medio del lago está el refugio.

Después de la foto, una bajada por camino (por fin sin piedras) con raíces y ramas, que rompen un poco la monotonía de las piedras. Son unos 25 minutos de bajada y se llega al refugio de Josep M. Blanc, en el que nos encontramos con agua (no hay isotónico), caldo (ayuda a combatir el frío que vas “tragando” todo el camino), te y una novedad, tiritas compeed, que aunque nosotros no necesitamos seguro que a más de uno le viene bien.

Josep M. Blanc (2320m) – Mallafré (1885m) 2h 03’

Este es el único tramo en el que se puede trotar prácticamente todo el tiempo.

Hay tres alternativas posibles para ir a Mallafré. Nosotros elegimos la que va por los túneles que es la menos técnica ya que discurre en gran parte por pistas forestales. Es algo más de distancia pero permite el trote.

Desafortunadamente para nosotros, comienza a llover con fuerza y eso nos hace no disfrutar nada este tramo, ya que el cuerpo se enfría y empapa y las sensaciones son malas.

La lluvia no permitió disfrutar de esta zona muy corrible.

La lluvia no permitió disfrutar de esta zona muy corrible.

Llegamos a Mallafré todos con mucho frío y necesitamos caldo caliente para recuperar un poco.

De nuevo tenemos isotónico y barritas de muesli. Está claro que los avituallamientos no son nada del otro mundo, aunque ayudan.

Mallafré (1885m) – Amitges (2380m) 1h 24’

Tenemos suerte y deja de llover. Además salen unos rayos de sol que nos hacen recuperar un poco la temperatura corporal.

Después de la lluvia el sol nos dejó imágenes impresionantes.

Después de la lluvia el sol nos dejó imágenes impresionantes.

Este tramo también es bastante bueno ya que aunque se sube todo el rato, es una subida tendida por pista ancha en donde coges tu “ritmillo” al principio y prácticamente lo mantienes hasta una subida final que es algo más dura. No obstante este tramo se hace de manera cómoda.

Llegamos al refugio de Amitges, posiblemente el mejor de todos los refugios. Parece un hotel, bien equipado y es el que mejor avituallamiento nos ofrece.

En la puerta del refugio de Amitges, el mejor de todo el recorrido.

En la puerta del refugio de Amitges, el mejor de todo el recorrido.

Nos encontramos gente que ha sufrido mucho por el agua que nos cayó encima antes y que no es capaz a quitarse el frío de encima.

Toca abrigarse bien que comienza a oscurecer y está enfriando bastante.

Realmente en este refugio habría que parar solamente a sellar el forfait, ya que ha sido un tramo corto y el siguiente también lo será. El problema es que el cuerpo comienza a estar cansado y el refugio es muy acogedor.

Amitges (2380m) – Saboredo (2310m) 1h 28’

Otro tramo “corto” que hacemos con rapidez ya que se nos está echando la noche encima y no queremos ponernos aún los frontales.

Se sigue un camino de piedras bastante fácil, rompe piernas pero sin desniveles brutales. El mayor problema es que oscurece y al final nos cuesta encontrar el refugio, aunque ayuda bastante que hay unas pequeñas luces por el camino cuando te acercas al refugio, por lo que desde bastante lejos puedes intuir hacia donde hay que ir.

Una bajada “típica” en el recorrido.

Una bajada “típica” en el recorrido.

Saboredo es un refugio pequeño, pero excepto para coger bebida y comer algo (lo habitual en todos los refugios, plátanos y chocolate) no es necesario pararse demasiado.

Saboredo (2310m) – Colomers (2100m) 2h 09’

Ahora comienzan los problemas porque se ha hecho de noche y tenemos que ir con el frontal.

El uso del GPS es imprescindible, ya que la noche es total y es difícil divisar los “jitos” con los frontales.

Del paisaje no puedo decir nada porque no se ve y el camino es entero de piedra con tramos de piedras grandes que se hacen peor ahora por la oscuridad y porque el cansancio en las piernas ya se siente.

Correr con frontal nunca es fácil.

Correr con frontal nunca es fácil.

El refugio de Colomers se ve desde lejos, atraviesas una presa y te acercas al refugio antiguo, quedándote aún unos cinco minutos de caminar hasta llegar al nuevo refugio, que nos ofrece el avituallamiento típico.

Aquí no paramos demasiado porque ya hay ganas de llegar y no queremos enfriar y que alguno no pueda ponerse a caminar de nuevo.

Colomers (2100m) – Restanca (2010m) 3h 21’

Por fin el último tramo. Comienza con una subida muy dura y larga (puede que las sensaciones sean debidas a la oscuridad y al cansancio). Luego bajada, de nuevo subida, bajada,…, así hasta tres collados que ahora parecen el Everest.

Luego bajada por caminos que al estar cayendo el rocío y tener hierba y piedras húmedas se vuelven algo traicioneros.

Reconozco que esta parte se hace larguísima ya que el no tener nada que mirar para “distraer a la mente”, te hace sufrir el doble.

Desde lejos se ve el refugio de Restanca y con una larga bajada bastante fácil llegamos a sellar por última vez el forfait y nos convertimos en FINISHERS.

¡¡¡FINISHERS!!!

¡¡¡FINISHERS!!!

Total 19h 47’

Conclusiones:

Después de finalizar Carros de Foc, creo que es una carrera que merece la pena hacer al menos una vez en la vida. Las vistas son espectaculares y si solamente se pretende finalizar en menos de 24h, no es necesario correr demasiado y aunque muscularmente vas a acabar “tocado”, en principio, no hay demasiado riesgo de las típicas periostitis, tibial, fascitis,…, que sí aparece en otras carreras quizá más cortas pero en las que se corre casi todo el tiempo.

Los avituallamientos en los refugios son algo escasos, por lo que es importante llevar en la mochila algo de comer. En cambio, problemas de agua no vas a tener, por lo que con llevar dos bidones de medio litro es suficiente. Si hace mucho calor igual es necesario algo más, pero al menos este año con menos de un litro entre refugio y refugio sobraba.

El tema de la ropa ya es más peliagudo. Si tienes la suerte de tener un día caluroso, una camiseta y un cortavientos (este no puede faltar nunca) serían suficientes, pero como la carrera discurre a altitudes considerables, yo creo que lo mejor es una camiseta de manga corta, una de manga larga y el cortavientos. No es añadir demasiado peso y sí añadir tranquilidad para todo el día. Un buff también es básico y hay gente que lleva calcetines para cambiarse a mitad de camino, sobre todo si llueve y mojas los pies. Yo no lo necesité pero mis pies no suelen ser demasiado quejitas.

En Agosto, cuando se realiza la Sky Runner, Se tiene luz diurna de 7:00 a 21.00-21:30, por lo que todo el que vaya a bajar de 14h 30’ pude salir sin frontal. El resto de gente deberá incluirlo entre los útiles indispensables porque es imposible hacer la ruta sin luz.

Respecto al calzado, hay que tener presente que mucho recorrido se hace sobre piedras grandes, por lo que es importante llevar unas “zapas” que tengan buenos tacos y agarren. En mi caso, unas Salomon XTWings hicieron el servicio necesario y no ofrecieron ningún problema.

Espero que todo esto sirva para animar a gente a realizar esta carrera-travesía algún año y que la disfruten tanto como nosotros lo hemos hecho.

Anuncios

1 comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Habéis superado una gran prueba, compañeros. Ya sabéis, los corredores sufrimos para disfrutar, por eso creo que, efectivamente, de vez en cuando hay que buscar nuevos alicientes y cada uno debe intentar llegar un poco más allá.

    Enhorabuena a los dos. Y felicidades también por el gran reportaje y las estupendas fotografías.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: